manipular los recuerdos


Una investigación llevada a cabo por la Universidad de California hace casi un año y sólo publicada hace algunos días en el Journal Nature revela que es posible eliminar o reactivar selectivamente los recuerdos mediante la utilización de un estímulo que fortalece o debilita las células nerviosas (conexiones sinápticas)



En el pasado se creia que los recuerdos eran almacenados en una célula y que, por ejemplo, el recuerdo de una persona podría re-aparecer si esa célula en particular era estimulada, sin embargo, esta reciente investigación liderada por el Dr. Roberto Malinow, demuestra que en realidad los recuerdos consisten en un patrón de conexiones sinápticas y no en la existencia de una célula única en particular.

El experimento que ayudó a alcanzar esta conclusión consistió en estimular el nervio óptico de ratones, genéticamente modificados para ser sensibles a la luz, y simultáneamente proporcionar un pequeño shock eléctrico en una de sus patas. Al cabo de varias repeticiones los ratones aprendieron a asociar la estimulación del nervio óptico con dolor y de igual forma mostraron señales claras de miedo cuando el nervio óptico era estimulado.

En un análisis posterior después del experimento se encontraron cambios químicos que indicaban que las conexiones sinápticas se habían fortalecido.

En una segunda parte del experimento una colección de pulsos ópticos de baja frecuencia se aplicaron a fin de eliminar el recuerdo de los ratones y se pudo notar que después de repetir la primera parte del experimento los ratones no reaccionaron con miedo cuando el nervio óptico era estimulado. Por lo tanto se concluyó que esto era un indicativo claro de que los recuerdos asociados al dolor habían sido de hecho eliminados.

Sorprendentemente, en una tercera parte del experimento, una colección de pulsos ópticos de alta frecuencia se utilizaron en ratones cuyos recuerdos habían sido previamente borrados y, después de aplicado, se pudo observar que respondieron con miedo ante los estímulos del nervio óptico aún cuando no se les había proporcionado por segunda vez un nuevo shock eléctrico.

El experimento que hizo uso de la Optogenética, una combinación de óptica y genética, pudiera ser el primer paso para desarrollar tecnología en el futuruo que pueda manipular los recuerdos a voluntad, ayudar a las personas a eliminar recuerdos traumáticos o simplemente permitir situaciones como las mostradas en la película “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” y aterrador pero cierto, posiblemente tener soldados que simplemente no puedan recordar lo que es el miedo.

¿cuánto tardarán en aplicar esto a humanos?

Comments

comments